Los mejores planes de Año Nuevo

turismochile_anonuevo

En pocos días se termina el año y, nuevamente, no podemos creer que hayamos llegado tan rápido a este punto. ¿Qué hacer para despedirnos del 2016 y darle al nuevo ciclo la bienvenida que se merece?

Además de estar cargada de beneficios y comodidades, la vida moderna tiene una buena dosis de sutiles contaminantes que hace que cada año pase volando, sin que tengamos el tiempo de procesar mucho de lo vivido. La sobreinformación, hiper-conectividad, prisa y presión laboral, son algunas de las situaciones que más afectan nuestra atención y capacidad de disfrute, por lo que este año nuestra recomendación es que, para disfrutar de una gran celebración, ¡salgan completamente de la rutina!

Cómo y dónde depende de los gustos de cada uno, sus familias o amigos, pero afortunadamente Chile es un país tan grande como diverso y basta con escoger una temática para ubicar los mejores destinos.

1. Descanso y bienestar
Nada como aprovechar las bondades que ofrecen las aguas termales naturales que surgen del fondo de la tierra, o disfrutar de unos días de meditación, masajes y terapias alternativas, para calmar los dolores musculares que nuestro cuerpo viene acumulando por meses. Y es que uno de los principales problemas de pasar tanto tiempo sentados frente a un computador, conduciendo en el tráfico o preocupados por los problemas de la vida diaria, es que nuestro cuerpo sufre las consecuencias. Si sienten que su corazón se aceleró con solo leer estas líneas, es hora de organizar un viaje a destinos como la zona sur, donde seguro encontrarán el equilibrio perfecto entre vida social y retiros en la naturaleza, o el Valle del Elqui, cuyo misticismo atrae a cientos de personas de todo el mundo, que cargan maletas de historias y aprendizajes excepcionales.

2. Deportes y aventura
Qué mejor que la adrenalina para desahogar las frustraciones, decepciones o tristezas del año viejo, mientras le recordamos a nuestra mente y cuerpo que sí podemos. Podemos vencer los miedos de volar en parapente para disfrutar de la belleza de Iquique a orillas del Pacífico; montaremos las grandes olas de Pichilemu después de cientos de intentos; llegaremos a esa cumbre que está a varias horas de caminata; trabajaremos en equipo para mantener firme la balsa que nos baja por los rápidos de algún caudaloso río. Además de recargar la autoestima y energía física, estas actividades tienen otro beneficio incalculable: crear lazos entre quienes las realizan. ¿Y qué más se le pueden pedir a unas vacaciones?

3. Vinos y buena gastronomía
Los valles del territorio chileno presentan paisajes maravillosos, cuyos pueblos se desenvuelven en dinámicas tranquilas y con fuertes arraigos tradicionales. Otra opción para celebrar el fin de año, es visitar algunos de los valles que comprenden la Ruta del Vino, para alternar las horas entre recorridos por imponentes cultivos -degustando los mejores vinos-, largas caminatas por pueblos tradicionales donde la gastronomía típica supera las expectativas, y celebraciones en las que se baila al son de la música que nuestros abuelos han mantenido viva. Un plan para quienes disfrutan con las sensaciones sutiles y, al momento de brindar, pueden decir sin remordimiento: “¡Esta es la vida que me merezco!”.

¿Nos recomendarían otro plan? ¡Felices fiestas y un 2017 lleno de felicidad!

339 veces
¿Te gustó el articulo? Compártelo
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone