La Magia del Norte

turismochile_valle_de_la_luna2

Artículo invitado: texto por GoCarlos (@carlosruiz24)

Larga y angosta faja de tierra… así podemos describir breve y geográficamente a Chile. Un país que puede jactarse de tener diferentes climas, que también tiene territorio en tres continentes diferentes y además es un país lleno de magia.

Y no es que quiera hablar de todas las bondades de Chile, pero si me quiero detener en lo que es sin duda, el lugar más buscado, visitado y emblemático a nivel turístico… ubicado a 1.700 km. de Santiago y que da la entrada al desierto de Atacama (el desierto más árido del mundo), hablo del mágico San Pedro de Atacama.

Personalmente, he viajado dos veces (en el mismo año) a San Pedro, y vaya que es un lugar diferente a cualquier otro. Pero si hay algo que puedo aconsejarte es que lo disfrutes a tu ritmo, con tiempo; descúbrelo lentamente. Hoy San Pedro sufre el mal de todo atractivo turístico, lleno de agencias de turismo en su calle principal (Calle Caracoles) que ofrecen un sin fin de rutas y precios que es para volverse loco, pero depende de ti hacer que tu visita tenga algo especial.

TREKKING Y BICICLETA EN SAN PEDRO DE ATACAMA

1. Valle de la Luna y Valle de la Muerte

Acá hay una forma muy buena de conocer parte de San Pedro. Las rutas más demandadas en bicicleta son el Valle de la Luna y el Valle de la muerte; lugares increíbles que sirven de antesala para ver que de verdad este destino es un lugar con una mística especial. En el Valle de la Luna podrás conocer las cavernas de sal, el anfiteatro del valle con una vista panorámica de la “superficie lunar” realmente maravillosa, un lugar que vale la pena ir de tarde y esperar el atardecer en su duna mayor.

Te invito a ver un video de mi canal de youtube (GoCarlos) en donde recorro gran parte del Valle de la Luna.

Pero hay más… y es que aquí comienza la real aventura y conexión con San Pedro. Toma una bicicleta o sal a caminar hacia el norte del pueblo, lo primero que te encontrarás serán las ruinas de Pucará de Quitor, un lugar que si bien no es muy grande, guarda en su interior una pequeña ruta de trekking que en no más de 40 minutos te hace llegar a la cima de un mirador con una panorámica totalmente diferente a lo acostumbrado. En su cima incluso te encontrarás con un gran monumento en honor a los atacameños muertos que defendieron su pueblo de la invasión española.

2. El Túnel y la Quebrada del Diablo

Más al norte hay dos maravillas muy poco visitadas, pero que al descubrirlas por tu cuenta, te sentirás protagonista de una película de aventuras y te ayudarán además a conocer el lado “oculto” de tu destinos, ese que no está en los mapas turísticos.

El Túnel y la Quebrada del Diablo, son dos de mis favoritos para recorrer en bicicleta San Pedro de Atacama. El túnel se encuentra a mano izquierda (oeste) y a unos 6 km. desde el pueblo, en una subida que te va alejando del valle (junto al río); subida que en un principio suele parecer muy intensa, pero que vale totalmente la pena terminarla. Llegarás a la cima, en donde te encontrarás con un imponente y largo túnel que antiguamente era uno de las vías de entrada al valle y que, además, si conoces la ruta puede conectarte en una interesante caminata hasta salir al Valle de la Muerte.

Hacia el este, la Quebrada del Diablo por su parte, es alucinante. Digna de una película, es imponente y logra en ciertos tramos cubrirte por completo con sus gigantescas montañas. Y claro, vas en bicicleta en medio de dos grandes montañas pedaleando hasta llegar a un mirador que te da nuevamente otra panorámica totalmente nueva de San Pedro de Atacama.

Algunos califican esta ruta como “difícil” para andar en bicicleta. La verdad, te aconsejo que pierdas el miedo ya que es un terreno seguro, amplio y cómodo para pedalear. Solo lleva harta agua, algo de comida, bloqueador solar y trata de no ir muy cerca del atardecer, o al regreso te costará muchísimo encontrar el camino de regreso. (Sí, suena terrorífico… pero no lo es)

Acá te dejo otro video de mi canal, en donde podrás ver de qué te estoy hablando.

En resumen, la invitación es a no dejarse capturar solamente por las decenas de agencias y rutas pagadas que encontrarás en el pueblo (ojo, no digo que no tomes tours, porque en San Pedro de Atacama es bastante necesario por las distancias y por lo complejo de las rutas). Lo que te digo, es que este pueblo es mucho más que eso, que es muy fácil tomar una bicicleta, crear tu propia aventura y darte al menos un día para desconectarte por completo y a tu propio ritmo.

¡Déjate sorprender por la magia del norte!

**Si quieres ver más videos de San Pedro de Atacama y otros lugares, te invito a visitar mi canal en youtube GoCarlos.

1359 veces
¿Te gustó el articulo? Compártelo
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone