5 tips para disfrutar La Serena

turismochile-laserena-plaza

Ubicada en el Norte Chico de Chile, esta ciudad de más de 200 mil habitantes es un maravilloso destino turístico para disfrutar de atractivos culturales, históricos, naturales, astronómicos, místicos y gastronómicos en un solo viaje. La primavera, que pronto se acerca, es un buen momento para descubrir La Serena y sus encantos, ya que el flujo de gente no es exagerado (excepto durante las Fiestas Patrias) y los precios siguen siendo moderados. Para sacar lo mejor de tu viaje, ten presente estos tips:

1. Zona Histórica y Turística
Recórrela a pie y desde muy temprano, para que tengas tiempo de visitar lugares como la Plaza de Armas y su imponente Catedral, el Museo Arqueológico, la Casa Patrimonial Rapsodia (y su delicioso restaurante), el Mercado La Recova con sus típicos dulces de guayaba y artesanías, el tranquilo y relajante Jardín Japonés, entre otros. Frente a la Plaza, junto al Museo Histórico Gabriel González Videla, encontrarás una oficina de turismo con toda la información necesaria para diseñar tus recorridos de la mejor manera. Una vez en tu hotel, puedes descansar unas horas y alistarte para disfrutar tu cena en el malecón de La Serena, en alguno de los restaurantes que tiene vista hacia al mar y hacia una Coquimbo iluminada como cielo de estrellas.

2. El Faro y la Playa
Si buscas imágenes de La Serena en internet, lo más probable es que tu pantalla esté invadida por tomas desde diferentes ángulos de un gran faro blanco de contornos rojos, en una soleada playa. Las fotos se ven increíbles, pero lo cierto es que cuando llegas allí no hay mucho por ver y los alrededores de lo que fuera una importante edificación para la historia de Chile, ahora están descuidados y no invitan a quedarse mayor tiempo. Sin embargo, hay todavía una ancha y hermosa playa por recorrer y este plan puede tomar unas horas. Si viajas en temporada cálida, entonces ven preparado para pasar aquí el día, disfrutar de las delicias que se pueden degustar mientras el sol recorre el cielo y refrescarte en las frías aguas del Pacífico. Si viajas en estación media, basta un buen saco para protegerte del viento y, con los pies descalzos, camina en durante el atardecer para apreciar un maravilloso espectáculo.

3. Observatorios Astronómicos
Una vez en tu destino, estarás bajo uno de los cielos más claros del mundo para ver las estrellas, así que al menos una de tus noches debe dedicarse a esta conmovedora actividad. Todas las agencias de viajes cuentan con distintos tipos de tours para visitar observatorios astronómicos en los alrededores de La Serena, camino al Valle del Elqui. El único ‘pero’, es que la planificación depende de que el cielo esté totalmente despejado esa noche y podría pasar que el tour sea cancelado si las nubes aparecen. Pero esta no pasa tan seguido, así que es casi asegurado que puedas tachar esta maravillosa experiencia de tu lista de deseos.

4. Valle del Elqui
Este misterioso destino es visitado por muchas razones, entre las que se cuentan su extraordinaria belleza natural, los viñedos tradicionales de la zona, la preservación de importantes lugares para la vida de la escritora y educadora chilena Gabriela Mistral, o la energía especial que atrae a místicos y sanadores alternativos de diferentes partes del mundo. Sin duda, hay más de una razón para visitar este Valle, aunque los tiempos varían según tus expectativas. Para una experiencia corta, pasando por los atractivos turísticos insignias, puedes reservar un tours desde La Serena que sale muy temprano en la mañana y regresa al atardecer. Aunque si quieres experimentar a fondo la conexión con este valle y sentir sus beneficios, debes quedarte al menos una noche –preferiblemente en Pisco Elqui–.

5. Coquimbo y Totoralillo
La ciudad vecina, Coquimbo, queda a tan solo 15 minutos en micro o taxi y puedes visitar lugares como el Barrio Inglés y la Mezquita. Desde allí, fácilmente encontrarás transporte hacia Playa Totoralillo, una pequeña bahía que convoca a surfistas y aventureros de la zona a disfrutar de sus aguas claras y paisaje acogedor. No es necesario venir en verano (cuando está colmada de gente) para disfrutarla; una tarde de sol con suficientes snacks y un amplio pareo para relajarse en la arena puede ser muy reconfortante.

¿Pensabas que una semana era demasiado para visitar La Serena? ¡Pues ahora ves que el tiempo te quedará justo para tanta belleza!

251 veces
¿Te gustó el articulo? Compártelo
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone